Chance Eau Tendre y Eau de Parfum de Chanel

En 2002 CHANEL lanzó CHANCE, una fragancia floral con carácter alegre, en un frasco sorprendente, redondo. Su nombre es un anagrama casi perfecto de CHANEL, un guiño a la estrecha relación que ha unido a la “Maison” y a la suerte a lo largo de su historia.

“La suerte es una forma de ser”, solía decir Gabrielle Chanel, que creía en su buena estrella. Con confianza y determinación, Mademoiselle aprovechó a lo largo de su vida esa suerte que la empujaba a ir todavía más lejos. Siempre pendiente de todas las señales que se cruzaban en su camino, le encantaban los encuentros y lo inesperado. Sonreía a la suerte y la suerte le devolvía la sonrisa. Todavía a día de hoy, para CHANEL la suerte no es obra del destino, sino que es un estado de ánimo, una elección tras otra, una actitud.

¿Optimista? Por supuesto.

¿Audaz? Sin duda.

No se trata de tener suerte, sino de atreverse a aprovecharla cuando esta se presenta. CHANCE es la expresión olfativa de esta forma de ser, con cuatro variantes, que corresponden a cuatro fragancias femeninas con distintas personalidades, pero con el mismo espíritu desenfadado, alegre y brillante. Su sello es el jazmín, presente en las fragancias de CHANCE, que transmite un encanto inmediato e irresistible. Porque cada día es una nueva oportunidad, la línea CHANCE ofrece a las mujeres fragancias que puedan usar en su día a día, como auténticos amuletos.

CHANCE, la fragancia original con corazón de jazmín, ofrece un contraste sorprendente entre una brisa fresca de bayas rosas y cítricos y la riqueza de un fondo amaderado con notas de pachuli. Alegre y chispeante, CHANCE EAU FRAÎCHE realza los toques ácidos de la cidra para iluminar su corazón de jazmín y plasmar progresivamente en la piel la elegancia de toques vibrantes de madera. Con gran delicadeza, CHANCE EAU TENDRE envuelve su corazón de jazmín en una nube de esponjosas notas almizcladas, acidulado con delicadas notas afrutadas de pomelo y membrillo.

CHANCE EAU VIVE brota de la piel como un estallido de energía. El sorprendente amargor del pomelo y de la naranja sanguina introduce las notas de la cidra irisada que sostiene su corazón de jazmín.

CHANCE EAU TENDRE EAU DE PARFUM

UN AURA DE DELICADEZA

En 2019 CHANEL desvela una nueva interpretación de CHANCE EAU TENDRE, ofreciendo la fragancia en Eau de Parfum. LA INTERPRETACIÓN MÁS TIERNA DE CHANCE. Con CHANCE EAU TENDRE Eau de Parfum, el maestro perfumista Olivier Polge, en colaboración con el Laboratorio de Creación y Desarrollo de los Perfumes CHANEL, reinterpreta el sello floral afrutado. Esta variante más intensa y envolvente expresa una feminidad radiante y afianzada. Su corazón floral acentúa la plenitud del jazmín exótico y se enriquece con una esencia de rosa que irradia una dulce luz en el centro de la composición. Más femenina que nunca, esta ecuación floral se ve envuelta por los esponjosos matices del almizcle blanco, en la justa medida para lograr un efecto limpio y algodonoso.

 

Iluminada en un primer momento por un remolino acidulado con toques de pomelo y membrillo, CHANCE EAU TENDRE Eau de Parfum proporciona un sentimiento de ternura infinita. Delicada y llena de poesía, esta nueva composición evoca a una mujer a quien su ternura, alegría y chispa le confieren un encanto instantáneo. Para la ocasión, el frasco redondo, orlado con un cuello dorado, adquiere un tono plateado para su tapón con forma de dado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *