BVLGARI Le Gemme

BVLGARI Le Gemme, el viaje continúa

La nueva trilogía de fragancias para hombre se lanza en 2019 y representa la última expresión de la colección Le Gemme de Bvlgari que cobra vida.

Tres nuevos aromas representan las paradas más recientes del viaje de Bvlgari por la ruta de las gemas, donde las piedras preciosas son la mejor fuente de inspiración. La colección de alta perfumería Le Gemme de Bvlgari salió al mercado en 2014 y supuso un nuevo capítulo en la historia de la marca. Se trata de un viaje por un extraordinario mundo olfativo que refleja la pasión y artesanía que impregnan todas las creaciones de Bvlgari.

Tan excepcional y polifacética como una piedra preciosa, cada fragancia Le Gemme de Bvlgari evoca el carácter de una gema. Así comienza la leyenda de la Ruta de las Gemas, una historia sobre los orígenes que traza un camino de Oriente a Occidente para buscar las gemas de la naturaleza, los magníficos elementos naturales que definen la colección.


La nueva trilogía de fragancias para hombre se lanza en 2019 y representa la última expresión de la colección Le Gemme de Bvlgari que cobra vida.

Vuelve a ser el resultado de la maravillosa colaboración entre el maestro perfumista Jacques Cavallier y Bvlgari. Como ocurre con otras fragancias de la colección, su principal fuente de inspiración ha sido la Ruta de las Gemas. En esta ocasión, cruzamos océanos hasta descubrir el ópalo blanco de Australia, el ojo de halcón de Brasil y el jaspe rojo de Madagascar.


Jacques Cavallier es un perfumista excepcional con visión de futuro al que le apasionan las materias primas. En cada aroma se distingue un universo olfativo que resulta exclusivo, sofisticado y resonante. Al capturar la esencia del atrevido estilo italiano que caracteriza a Bvlgari, cada versión representa el carisma de la masculinidad moderna. Cavallier ha transformado cada piedra en una obra de arte sublime con su pericia y su instinto impecable.

Las fragancias que componen la nueva trilogía rinden homenaje al almizcle. Sensual o fresco, el almizcle cambia de forma para revelar la belleza de otras notas que componen un universo olfativo tan codiciado como atemporal.


En esta nueva trilogía, el almizcle define el carácter de cada fragancia, por lo que este acorde pasa de ser el telón de fondo a tomar el escenario principal. Opalon es un tributo al ópalo blanco australiano que evoca la luz fresca de una mañana en Roma mezclada con la sensación reconfortante del almizcle blanco y el nerolí. Yasep se inspira en el jaspe rojo, un atrevido aroma a almizcle amaderado con alma de cremosa madera de cedro. La tercera fragancia, Falkar, refleja el resplandor aguamarina del ojo de halcón brasileño y brilla con un acorde de almizcle negro, notas de azafrán y cuero, además de oud como homenaje a Oriente Medio, la cuna del perfume.

Los almizcles, uno de los ingredientes más tradicionales del antiguo arte de la perfumería, son dinámicos y tienen múltiples capas, se mueven entre la sensualidad y la pureza y aúnan el espacio entre la masculinidad y la feminidad. Muchas de sus fuentes se encuentran en la naturaleza, y el descubrimiento de estos elementos naturales ha sido lo que han inspirado la nueva trilogía de Bvlgari y el maestro perfumista Jacques Cavallier.

Los almizcles son perfectos para Bvlgari en muchos sentidos, ya que reflejan la dualidad de la sensualidad y la frescura que constituyen la esencia del estilo característico de la firma de joyería romana. Se suelen utilizar como fondo para establecer un tono que después se adereza con otros ingredientes y notas, pero, en esta última trilogía Le Gemme de Bvlgari, el almizcle se convierte en el protagonista y se usa para expresar una fascinante variedad de emociones y maestría.

 

 

OJO DE HALCÓN

El poder de Falkar procede del ojo de halcón azul verdoso de Brasil, que dicen que protege a los viajeros en su camino. Inseparable de la majestuosa ave rapaz, también se asocia a Horus, el dios egipcio con cabeza de halcón. Horus es el dios del cielo y un icono de los faraones, que eran considerados la forma humana de esta divinidad. Su símbolo es un ojo, por eso se dice que la piedra amplía la visión, aumenta la perspicacia y permite vigilar con seguridad los viajes lejanos y cercanos. La cetrería es una tradición cuyos orígenes se remontan a la Mongolia de hace 6000 años, era una costumbre tribal cuyas técnicas se transmitieron de generación en generación hasta Gengis Kan, que la introdujo en el Imperio Mongol. A lo largo de los siglos, el arte de la cetrería viajó por la Ruta de las Gemas y su práctica fue adoptada por un gran número de culturas y países.

Falkar emula la opulencia de Oriente Medio. Sus notas de salida son nuez moscada y canela. Su corazón de cipriol e incienso está envuelto por un acorde cálido de cuero y azafrán, notas profundas y opulentas de almizcle negro y majestuoso oud. La madera de agar, un ingrediente tan preciado como el oro, es una esencia clave y una de las fragancias más profundas con su misticismo y riqueza. Falkar es una expresión sensual de masculinidad con notas de cuero, madera e incienso. Es una fragancia con un carácter muy distintivo y deja una estela muy rica.


OPALON EL ÓPALO BLANCO

Opalon está inspirada en el ópalo blanco australiano, una piedra famosa por su lustre que es símbolo de pureza, sabiduría y suerte y que en su día adornaba las coronas de reyes y emperadores. Nacido del mar, el ópalo blanco apareció en Australia cuando los océanos se separaron hace aproximadamente 150 millones de años, un arco iris terrenal que brillaba en las cuevas de arenisca que emergieron de las aguas. Para los aborígenes, el ópalo evocaba un mundo onírico; en la antigua Grecia, se creía que surgió de las lágrimas de alegría que Zeus derramó tras vencer a los titanes; en la Roma clásica, daba buena suerte y se asociaba a Cupido, el dios del amor.
Para el maestro perfumista Jacques Cavallier, Opalon es el aroma de las mañanas de verano romanas, con la luz que brilla en sus plazas y fuentes y toda la ciudad impregnada de la frescura del día. Sus notas de salida son neroli y jengibre, brillantes y delicadas, ligeras y frescas. A medida que se desarrolla, va revelando unas notas de corazón de limoncillo indio y geranio, una combinación de influencias orientales con un toque cítrico y una profundidad fascinante. Sus notas de fondo superponen acordes de almizcle blanco y ámbar gris intenso. El ámbar gris es un ingrediente muy preciado desde el siglo XIII y llegó por primera vez a Italia por las antiguas rutas comerciales que partían de la India hacia Lejano Oriente, Constantinopla y luego Venecia. Un equilibrio moderno de luminosidad y profundidad, Opalon es asertiva, segura, tan espontánea y natural —y con tantas posibilidades— como un nuevo día.





YASEP EL JASPE ROJO

Esta fragancia se llama Yasep por su nombre en persa (yašp) y está inspirada en el jaspe del rojo sangre. Esta piedra vibrante era una de las favoritas en la Antigüedad y los romanos la asociaban a la sensualidad del dios Marte, mientras que para los antiguos egipcios simbolizaba la sangre y la vitalidad. Se considera que el jaspe tiene propiedades afrodisíacas y rezuma fuerza física, vigor y resistencia: una piedra dinámica con una energía marcadamente masculina.
Con sus orígenes nobles, Yasep es una expresión cultural transformada en perfume. Tiene un alma de sándalo cremoso cuya calidez y fuerza evocan una eternidad que resulta tan esencial como los elementos. El sándalo es una rica madera originaria de la India y uno de los ingredientes más tradicionales y caros en perfumería. Lechoso y amaderado, transmite muchas emociones. Aquí se combina con madera de cedro sobre un fondo de notas de amyris y vetiver. Yasep es una fragancia ardiente, rompedora y atrevida con un acorde de almizcle amaderado que envuelve un núcleo de puro calor incandescente.

El lento arder del sándalo y el almizcle se electriza con una sola descarga de la picante pimienta de Sichuan y una chispa de la luminosidad que aporta la mandarina siciliana.


Cuando Jacques Cavallier se puso a transformar el corazón ardiente del jaspe en perfume, sabía que la fragancia tenía que incluir una ráfaga de calor que mostrara la verdadera naturaleza del jaspe rojo, y pudo encender esa llama con la pimienta de Sichuan. El diálogo entre la riqueza del sándalo y la pimienta es lo que hace que esta fragancia sea tan intrigante y extremadamente singular.





¡¡¡ Deseo BVLGARI Le Gemme !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *